Según el Banco de España, los gastos arancelarios de EE.UU. Podrían perderse alrededor de 95 millones

PUBLICIDAD

Según las estadísticas del Banco de España, ha generado un enfrentamiento comercial con EE.UU. Donald Trump impone condiciones a la Unión Europea que llevarían a la pérdida de un 12% de las ventas a Estados Unidos; y, por consiguiente se perderían alrededor de 95 millones de euros.

Según fuentes de la Banca Española y el organismo de control, que pronosticó sobre los acuerdos vigentes y el comercio del país en estos tiempos, ha circulado la noticia, comunicada por el Jefe de Comercio exterior de Estados Unidos, que a partir del 18 de octubre de 2019 se ejecutarán nuevos porcentajes de aranceles.

PUBLICIDAD

Se falló a favor de Washington: (Estados Unidos) contra la UE, en el reclamo de comercio de las ayudas a Airbus. Así se aplican los nuevos porcentajes a varios países del sector europeo, teniendo un impacto económico decadente principalmente en las exportaciones de los españoles y sus productos.

Según el Banco de España, los gastos arancelarios de EE.UU. Podrían perderse alrededor de 95 millones

Pautas arancelarias otorgadas a Estados Unidos

Las pautas arancelarias han surgido luego de que La Organización Mundial de Comercio, más bien conocida como OMC, conceda el permiso para aplicar estas normas comerciales a favor de los EEUU a la UE.

Si bien la Unión Europea, con respecto a la OMC, tendrá que aplicar la misma práctica con EEUU, en las ayudas ilegales a Boeing; aun así, el Gobierno de los Estados Unidos pesará el pago sobre 790 millones de euros, que involucraría a España, afectando a algunos importantes productos agrícolas.

PUBLICIDAD

Se estima que esto repercutirá y perjudicará a Europa; tanto a Francia, Alemania, Reino Unido, relacionando puntualmente este perjuicio a España y a algunos de sus sectores, tanto de la industria textil, como al campo.

Específicamente se pueden enumerar varios bienes afectados, entre ellos: el aceite de oliva, vinos, quesos, embutidos, aceitunas, limones, conservas, algunos frutos como naranjas y/o aeronaves.

Ya se han establecido las sumas correspondientes

• El porcentaje más elevado es con un 25% a la producción española nombrada anteriormente.

• Un 10% a los aviones Airbus, que se fabrican en Europa y en las plantas españolas.

• La OMC estableció que puede imponer, EEUU a la UE, sanciones de comercio desde unos 6900 millones de euros anual.

 De estos enunciados se han detectado, en este mes, a los 4 gobiernos más afectados con estas medidas.

 Además, se puede mencionar a otro de los países fuertemente involucrado en estas disputas comerciales: Gran Bretaña, país que se verá afectado en productos tales como:

• Bebidas, con y sin alcohol como el Whisky y la leche.

• Entre otros; incluyendo el queso Emmental, algunas frutas, lanas y carne porcina.

Consecuencias de los enfrentamientos comerciales

Los enfrentamientos comerciales que derivan en restricciones comerciales, el establecimiento de aranceles y otras tácticas de enfrentamiento comercial, derivan de la tendencia de los gobiernos a obtener una balanza de pagos favorable.

Sin embargo, esta tendencia conlleva dentro de si un gran problema para un mundo globalizado: Debido a que la mayoría de los circuitos económicos de la industria nacional de un país está engranado con los de otra nación, un enfrentamiento comercial lleva a problemas en la industria.

Estos problemas pueden ir desde dificultad para garantizar proveedores de materias primas, hasta el destino donde será colocado un producto o bien, debido a le pérdida de accesibilidad a un mercado en particular.

Un ejemplo de esto último lo podemos observar en la guerra comercial que ocurrió entre Estados Unidos y China por la venta del ajo chino.

Según el Banco de España, los gastos arancelarios de EE.UU. Podrían perderse alrededor de 95 millones

Uno de los enfrentamientos más grandes y abiertos que ha ocurrido en los últimos tiempos, es el enfrentamiento comercial entre China y EEUU, cuyas consecuencias se dejan sentir en ambas economías, y no sólo en ellas, sino en todas las economías del mundo.

En China, la imposibilidad de colocar sus productos en mercados que antes le pertenecían en EEUU, lleva a la invasión de mercados de países en desarrollo, afectando la existencia de la industria local; por poner un ejemplo.

Esto también lleva a que como se puede desacelerar temporalmente la demanda por una baja en la oferta devenida de la guerra comercial, bajen los precios de las materias primas de las que dependen las economías en desarrollo. No hay ganadores en esta guerra.

PUBLICIDAD